Natalia Rizzo
 
Morada Mnemosina

 
Instalación reactiva con robots para sitio específico
Componentes electrónicos y mecánicos, tela, ramas, lana, huesos, plantas secas.
Medidas: 10 x 8 x 4 m
2009

 

Video ilustrativo

 

Galeria de imágenes

mnemosina mnemosina mnemosina mnemosina

 
Memoria conceptual | Una morada. La de Mnemosina, griega personificación de la memoria. Ligada a la noción de mente y conocimiento, así como a la de recuerdo y adivinación. Diosa madre de las nueve musas que habitan su vivienda. Zeus el padre. Musas que hacen factible el fijar el espíritu sobre la idea, fijarlo como arte-creación. Aprender a ser y hacer mediante el ejercicio del espíritu que recuerda. Ellas Abren camino para que demos forma concreta a las ideas abstractas. Las pensativas, las meditabundas, con un sentido intransitivo, o bien, con sentido transitivo, las recordadoras, las que hacen recordar.
Una morada en esta época llena de otras épocas. Recordar es completar el tiempo. Se modifica lo pendiente y se resignifica lo transitado en cada creación reciente. Echar un vistazo hacia atrás, recordar, es una postura frente al presente. No hay dudas.
Una morada poblada de citas. Recuerdos que las enredaderas del tiempo enérgico lograron capturar en combate con el tiempo acabado. Esas enredaderas se lo llevaron todo, todo lo desechado, lo que se pretende olvidar. Pero en el combate de lo vivo con lo muerto son las musas las que tejen tramas para ayudar a lo vivo a mantener las presencias pasadas, guiadas por su alteza la memoria. La trama de los tejidos intenta mantener intactos los recuerdos, los objetos perdidos, las memorias olvidadas. Aquellos datos, sucesos y materialidades que agonizan su muerte cuando dejamos de retenerlos.
Creamos y aprendemos a través del universo vivido.
En el trabajo interactivo del autoconocimiento, se consolida el proceso de ser. Los viajes del pensamiento consolidan la acción. Pero no se trata de un recordar ensimismado. Recordar en un viaje de ires y venires.
Así es el sitio donde se mantiene el archivo del pasado, donde conviven las plantas que lo curan todo y las musas tejedoras que resguardan, abrigan, y nos acercan, las piezas sueltas del entramado de la vida.
Así es el sitio donde podemos ser creativos sea lo que fuere que hagamos, si hacemos uso de lo que se nos brinda.
Así es el sitio donde reina la memoria.

Celia Coido | Poema escrito para la obra
uno presiente
que detrás de todo hay algo
porque detrás de la piel hay más pieles
y detrás de la tierra, humus
y detrás del cielo, todo el cielo.

hay un detrás de lo invisible también
tan infinito como lo que no sabemos.
ahí habitan estos seres que tejen y destejen
la memoria de uno y todos.

los recuerdos personales
se entrelazan con otros recuerdos
que también se dicen personales
tan pero tan personales
que a través de ellos se ve el mundo entero
que sólo a través de ellos
puede presentirse el mundo.

detrás del mundo hay tantos mundos
como seres tejedestejedores.

hay un día en la historia
en el que es posible apreciar la trama
ese día
lo invisible resplandece
hasta desvanecerse
y los tejedestejedores descansan.