Natalia Rizzo
 
El círculo y la línea

 
Por Graciela Taquini

Un árbol es sostén de la vida. Nace crece, se reproduce, parece que muere, pero resurge nuevamente cada año. Este árbol rojo cuajado de frutos plantea la metáfora de un tiempo dedicado al goce de la carne, al Carnaval. El tiempo de la Naturaleza gira en redondo. Desde lo profundo de la Salamanca, los diablos danzan. Así, el carpe diem, que evoca el rito antiguo de las Saturnales, se funde sincrética mente en los mitos ancestrales de la Pachamama. Hay otro árbol, otra cromía. Si hay un tiempo para reír, hay otro para llorar. Miércoles de ceniza, un tiempo horizontal de conciencia de la finitud, uno no existe sin el otro.

 

 

 

ir a la obra "cajita contame"